AMIGAS QUE MOLAN VS AMIGAS QUE NO MOLAN

Las amistades cambian con los años. Efectivamente. Por suerte.
Conforme pasa la vida vamos pasando por un sinfín de situaciones que nos hacen estrechar nuestra relación con nuestros amigos o alejarnos definitivamente de ellos.
Nos ocurre a todos y a todas.
No es algo nuevo.
También llevas razón cuando dices que al pasar los años las cosas cobran otro sentido y otra importancia.
Yo añadiría que somos más libres. Al menos en cuanto a pensamiento.

Yo, según me he ido haciendo mayor, he ido alejándome de las personas que no me aportaban nada positivo y me he acercado a quienes sí lo hacían. Y además, tengo la absoluta libertad de quedar con quien quiera y cuando quiera, algo que cuando eres jovencita no puedes hacer porque tus padres, tu economía o tu situación te lo impide.

La verdad es que me cuesta entender por qué haces esta distinción entonces entre las madres. No me parece mal que des tu opinión, para nada. Pero sí que me parece triste que una vez más se estigmatice a las madres por elegir un tipo de vida u otro. E inconscientemente, con este tipo de pensamientos lo que se consigue es crear una “guerra” absurda entre mujeres que se sienten de un bando u otro cuando no debería existir ningún tipo de bando.
A lo mejor es que, como tú misma confiesas, no has sentido la llamada de la maternidad. Quizás cuando llegue tu momento cambies de idea, nunca se sabe.

Yo soy madre. Pero también soy mujer. Vamos, de momento no he mutado en otra cosa.
También soy amiga. Amiga de mis amigos, claro. Y todo a la vez. Puedo ser madre, esposa, amiga y mujer al mismo tiempo sin que me dé un síncope.

Haces una clara distinción entre “madres que molan” y “madres que no molan”. Y leo algún comentario de apoyo que se vanagloria por no haber dejado de ser mujer al ser madre. No sabía que se podía parir sin ser mujer. Supongo que yo, como he elegido libremente otra forma de vida, seré un insecto, un mapache u otra cosa.

Sobre lo que comentas decirte que no conozco personalmente a una madre que pueda despreocuparse por completo de sus hijos. Aunque se vayan de cañas y dejen a su criatura pequeña (porque concretas muy bien que te refieres a madres de niños pequeños) con otra persona. Desconectar por completo de tu bebé o de tu hijo me parece imposible.
Yo de todas formas no me voy de cañas sola con mis amigas. Tengo la suerte de tener amigos maravillosos que entienden perfectamente que ahora que soy madre mi vida ha cambiado por completo, que tengo otras responsabilidades y por supuesto y ante todo que como MUJER LIBRE decido y elijo ir con mi hija porque quiero y porque me hace feliz. Y mis AMIGOS me entienden. Por eso son mis AMIGOS.

No conozco a ningún niño que no llore. De hecho, no conozco a ninguna persona que no llore. Te lo digo porque dices que, y cito textualmente “las mamás que molan o tienen bebés que lloran invitan a sus amigas a casa a tomar algo porque saben que sus hijos no son un impedimento para disfrutar de una tarde con las amigas”
La verdad es que para mí mi hija no es ningún impedimento ni ningún obstáculo para nada llore o no llore en ese momento. Supongo que para ti seré una madre de las que no molan. Quizás a tu juicio molaría más si me pasara por el forro las necesidades de mi hija pero por suerte mi bebé está por delante hasta de mí misma. Igual es difícil de entender. Cuando seas madre seguro que me comprenderás.

La verdad es que no me parece muy molón despertar a tu hijo para que u amiga lo coja porque le sale del moño. Me parece más molón que mis amigos ni siquiera tengan la intención de cogerla precisamente porque está dormida.
Tampoco entiendo muy bien que sea más molón que tu criatura tenga hambre o esté llorando y prefieras satisfacer el capricho de tu amiga de turno de cogerla un ratito en brazos.
No es poner pegas. Es que, como te decía, las necesidades de mi hija son lo primero.
A mí no me gustaría estar dormida y que me despertaran para ver a una visita que yo no he convocado. O estar llorando y que una persona extraña (porque para nuestros hijos pequeños todo lo que no sea su círculo más cercano es extraño) me coja en brazos.
Evidentemente no le haría a mi hija lo que no me gustaría que me hicieran a mí.

Igual es que has tenido mala suerte con tus amigas. O tus amigas contigo, todo es posible.
Pero yo tampoco conozco a una mujer que hable solo y exclusivamente de su hijo, de su lactancia y de pañales.
Yo hablo de todo con mis amigos (con los que tienen hijos y con los que no los tienen) y escucho sus preocupaciones, problemas e historias al igual que ellos los míos. Aunque no lo creas, tengo una pequeña empresa, llevo mi casa por delante y estoy casada. Veo la tele, leo, hablo con mis vecinas… Lo que hacemos todas. Vamos, que tengo mucho de lo que hablar aparte de mi hija.

Por otro lado me gustaría saber algo más sobre eso de que los resfriados son buenos para el sistema inmunológico.
Disculpa mi ignorancia. Es que tengo entendido que eso es tan absurdo como que sea bueno que cojan piojos.
No es una cuestión de sobreprotección. Es cuestión de que no voy a potenciar que mi hija enferme y si está en mi mano evitarlo por supuesto que lo haré.
¿O tú dejarías que alguien a quien quieres enfermera si pudieras evitarlo?
Además, si tan bueno es para el sistema inmunológico sería quizás conveniente que te expusieras a los piojos tú misma, seguro que sales muy fortalecida de esa experiencia.

La verdad sea dicha. Nunca he pretendido que la vida de mis amigos gire en torno a mi hija.
Solo espero de mis amigos que comprendan que la mía sí.
Y que me respeten y no me dejen de lado porque estos primeros años de vida de mi pequeña quizás hablemos un poco menos que antes o nos veamos menos.
Ellos no me juzgan. Al igual que yo no les juzgo a ellos. Por eso somos amigos.
De hecho, me aventuraría a “copiarte” la clasificación pero para aplicarla a la amistad.
Y creo que mis amigos molan y mucho.
Porque si quedamos y mi niña se pone malita y tengo que cancelar la cita lo entienden perfectamente. Y al día siguiente me llaman para ver cómo sigue. Y al otro, y al otro…
Y me demuestran que mi hija también es importante para ellos.
Porque alguien que no quiere a mi hija no puede quererme a mí.
Molan muchísimo la verdad. Porque siguen contándome sus amoríos, sus aventurillas, sus problemas en el curro, sus salidas y entradas…aunque yo ya no lleve ese ritmo porque tengo una maravilla de hija a la que cuidar y que me necesita seguro más que ellos.
Y cuando me preguntan por mi día o por cómo estoy aceptan de buen agrado que les hable de diarreas, grietas en el pezón y pañales si es que ese día, por cualquier motivo, no tengo otra cosa de la que hablar.
Porque de eso se trata. De compartir lo que para cada uno es importante.

En resumidas cuentas.
Como yo creo que encajo más en tu grupo de madres que no molan, cosa que te aseguro que me encanta, me atrevería a encasillarte en el grupo que he creado de “amigas que no molan” (seguro que también a ti te encanta), ya que veo que no sientes ningún tipo de empatía con otras mujeres que eligen otra manera de vivir diferente a la que a ti te gusta y porque mi concepto de la amistad, por suerte para mí y para mis amigos, es muy diferente al tuyo.

Por cierto, aprovecho este post para mandar un beso inmenso a mis amigos del alma.
¡¡Gracias por ser parte de mi vida!!

 

 

Si este post te ha parecido útil o interesante, te agradecería enormemente que lo compartieras en tus redes sociales.

¡Gracias!

Total de visitas Visitas hoy

11 Replies to “AMIGAS QUE MOLAN VS AMIGAS QUE NO MOLAN”

  1. Muchas gracias por tu respuesta en forma de post, acepto totalmente tu opinión y tu forma de pensar, pero te agradecería que leyeras el post de nuevo y vieras que en ningún momento he dicho que nadie tenga que anteponer sus amistades a sus hijos, ni he dado consejos a nadie sobre cómo criarlos.
    Este post fue escrito pensando en una manera de agradecer a mis amigas con hijos el tiempo que dedican a mantener sus amistades, no a juzgar a las mujeres que no lo hacen, ¿criticarlas?, si, vivimos en un país libre que nos permite opinar sobre lo que no nos gusta, pero no escribí el post para ofender a nadie. Al parecer el dicho ‘No ofende quien quiere, si no quien puede’ cobra un nuevo sentido para mi porque, sin quererlo, he podido…
    Supongo que cada uno se toma las cosas a su manera y se queda con la parte que le interesa, muchas se han quedado con la parte positiva y otras os habéis centrado exclusivamente en la negativa. Obviamente no pretendo gustar a todo el mundo, ni que todo el mundo lo comprenda. Pero el post tiene un significado totalmente distinto al que muchas lo habéis interpretado.
    ‘Las mamás que molan son aquellas por las que te apetece cambiar una caña por un café, una cena por una comida, una noche de marcha por un desayuno’. Ése es el resumen del post, que mis amigas con hijos que han hecho todo lo posible por mantener la amistad son las que me hacen adaptarme a ellas, no pedirle a ellas que se adapten a mi.
    Gracias de nuevo por tu opinión, y te agradezco sobre todo la forma de escribirlo, sin insultar ni amenazar como han hecho otras.

    1. Hola Carla!
      Me leí tu post entero varias veces antes de responderte porque quería estar segura.
      No decir algo explícitamente no impide que se dé a entender.
      Yo te doy mi palabra de que no me he sentido ofendida. No es eso lo que me ha calado de tu post. Si no el mero hecho de clasificar a las madres según la manera que tienen de criar a sus hijos.
      Porque una vez más parece que si no dejas a tus hijos con otra persona, no sales de copas y no medio sigues el ritmo de los demás no eres mujer o no eres moderna o no “molas” como tú dices.
      Me explicas el sentido de tu post y te aseguro que te entiendo pero no comparto el cómo has dicho las cosas. Permíteme el atrevimiento de decirte que creo que te has equivocado al expresarte porque la sensación que da lo que has escrito se aleja muchísimo del resumen que haces de tu post.
      Un beso.

    2. Carla, yo solo he leído tu post una vez y no voy a leerlo más. Pero con una sola vez me basta para haberme dado cuenta de que según te expresas pareciera que estás en posesión de la verdad absoluta al decir “las madres que no molan no saben que…” Y das tu opinión como sí fuera un hecho cierto. Tu crees que no das consejos de como criarlos. Yo creo que pretendías que al leerlo las madres que no molamos supiéramos que lo estamos haciendo mal. Tu opinión ni me molesta ni me ofende. Me hace gracia pq das lecciones de lo que ni sabes ni entiendes: la maternidad

      1. Estoy de acuerdo contigo.
        Si su intención no era dar lecciones ni criticar la verdad es que le ha salido el tiro por la culata.
        A mí tampoco me ha ofendido porque supongo que al igual que tú estoy encantada de la clase de madre que soy y al final eso es lo importante.
        Un besazo y muchísimas gracias por tu comentario!

  2. He visto varios comentarios a ese post hoy en Facebook, si te digo la verdad no me lo he leído ni pretendo hacerlo, o darle más bombo y visitas. Una persona que habla de las madres sin serlo para mi pierde toda la credibilidad, es como si yo me permitiera el lujo y la gracia de criticar como un médico hace su trabajo, o un astrofísico, pues no puñetera idea. Que fácil es criticar la maternindad cuando no se siente… Tu respuesta me ha encantado 🙂

    1. Muchísimas gracias por comentar!!!
      La verdad es que en facebook yo he leído muchos apoyos (de madres que molan, evidentemente). Incluso le dicen que decir que por no ser madre no puede escribir este tipo de post es como decir que si no estás gorda no puedes hablar de las gordas (o algo así) como si fuera lo mismo!!!
      Cuando tienes un hijo haces cosas que igual pensabas no hacer nada. Yo fui la primera que tuvo que tragarse sus palabras porque juraba y perjuraba que no dejaría de lado mi trabajo por ejemplo. Que alguien se quedaría con ella y yo seguiría viajando. JA!
      Cuando eres madre ves las cosas de otra manera e igual cuando ella lo sea se traga sus palabras como hice yo en muchas cosas. Es ley de vida no?

  3. Yo tampoco molo!!!!!
    Ante todo son mis hijos y mis verdaderos amigos los quieren como si fueran suyos.Quien no les quiere a ellos no me quiere a mi….asi de sencillo

    1. Pilar muchas gracias por tu opinión!
      Yo tampoco molo y estoy encantada je je y ni hija también!
      Porque vaya fastidio tenerla que despertar para que alguien la coja para poder ser una madre que mola ante los ojos de la gente.
      Prefiero molarle a ella que es la que de verdad me importa. Verdad? Beso guapa!

  4. Pues ya te dije lo que pensaba…… No se si molo o no molo…. Pero yo me molo a mi misma y creo que a mis amigas tb….. Pero eso no quiere decir sea molona

    Muaks

    1. Eso es lo que importa!!!
      No tiene que venir ninguna desconocida a decirnos si molamos o no verdad? Y generalizar de esa manera sin saber de lo que está hablando…
      Un besazo guapa y gracias!!!

  5. leí el post al que respondes y me pareció bastante fuera de lugar decir que una madre mola o no por si sale o no sale.
    Yo se que a mi peque le “molo” mucho y es lo único que me importa.
    Como dices si mis amigos van a quererme menos porque ahora dedique más tiempo a mi peque quizás me debería plantear si son amigos de verdad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *