Personal

UNA BOFETADA A TIEMPO …

Un padre da una “bofetada a tiempo” a su hijo de 13 años por llegar tarde a casa y es condenado a 3 meses de cárcel (que no cumplirá por no tener antecedentes) y 6 meses de alejamiento.

La sentencia dice:

“Ni el deber de educar a los hijos, ni el de estos a obedecer a los padres, incluye el derecho de los progenitores de agredir físicamente a estos”

La sentencia quizás nos parezca un poco exagerada a voz de pronto pero a lo mejor se necesitan este tipo de medidas ejemplarizantes para que la sociedad en conjunto comience a darse cuenta de que el camino de la violencia no lleva a buen fin.

Algo me dice que si ese bofetón hubiera sido a su mujer, aunque solo hubiera sido un bofetón en un momento puntual, estaríamos hablando de malos tratos y nos parecería una pena insuficiente.

¿Qué diferencia hay?
Ah, ya. Que a los hijos les tenemos que educar.
Pero si ese chaval lleva varios días llegando tarde a casa, ¿puede haber algo más? ¿Algún problema de fondo? ¿De verdad que ese bofetón era la única manera de educarle?

Yo, de corazón, creo que no. Creo que esa es la manera “fácil” de educar. Y entrecomillo lo de “fácil” porque no es fácil golpear y hacer daño a tu propio hijo, a la persona que más quieres en el mundo.
Pero por esa misma razón debemos buscar otras vías que nos acerquen a nuestros hijos en lugar de alejarlos de nosotros.

¿Y si hubiera golpeado a otro chaval de 13 años? También nos parecería horrible.
¿Acaso ser su madre o su padre nos da un poder tan terrible como para justificar un bofetón como una manera de educación? ¿Es la “bofetada a tiempo” la solución? ¿En serio con una bofetada estamos inculcando a nuestros hijos los valores que realmente queremos?
La autoridad caiga quien caiga, la violencia frente al más débil, la agresión como solución ante un conflicto…

Por favor, un llamamiento a la cordura. Nosotras que llevamos sufriendo la violencia en nuestras carnes desde el principio de los tiempos, que tanto nos ha costado y nos sigue costando nuestra lucha por la igualdad, que abanderamos cada campaña contra la violencia de género, que vemos cómo miles de mujeres y niñas siguen siendo víctimas de esa violencia doméstica en todo el mundo… Por favor no hagamos eso con nuestros propios hijos. No defendamos la “bofetada a tiempo”. Esa misma bofetada que tantos hombres justifican cuando su mujer llega un poco tarde del trabajo, o cuando creen que está mirando a otro hombre, o simplemente cuando no les obedece.

A nuestros hijos también les duelen sus carnes cuando son golpeados. Y también sienten desasosiego, angustia y miedo. También les salen moratones y ven mermada su autoestima. Y lloran y sufren y se sienten solos e incomprendidos.

Por favor, busquemos otra manera.
Educar a un hijo es difícil, lo sé. Pero hemos superado muchas otras barreras como sociedad que parecían inquebrantables.
También podemos acabar con esta maldita costumbre. De nosotros, padres y madres, depende. Solo de nosotros.

Al fin y al cabo los hijos son lo que sus padres hacen de ellos.

 

Si este post te ha parecido útil o interesante, te agradecería enormemente que lo compartieras en tus redes sociales.

¡Gracias!

 

 

Total de visitas Visitas hoy
Anterior post Siguiente post

También puede interesarte

2 Comentarios

  • Responder Teresa de Tutete.com 15 abril, 2015 en 17:47

    Estoy de acuerdo en todo lo que dices… no hace falta pegar para saber educar.. pero se nos puede ir el traque algún día…que esto no lo justifica claro.. y a lo mejor este hombre estaba hasta la coronilla y explotó así con su hijo.. no es excusa, solo digo que somos humanos… a lo mejor no es la primera vez que le pega y por eso el hijo lo denuncia… en fin a voz de pronto yo no conozco el caso, pero estoy de acuerdo con que la violencia no nos lleva a ningún lado.. y que es cierto según estudios que el uso de la violencia hace hijos violentos… Un besito

  • Responder EDUCAVIDA - Orientación familiar en educación y crianza 25 mayo, 2015 en 10:18

    […] Sigue leyendo el artículo aquí! […]

  • Dejar un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: