Personal

DE MADRE A “MADRE”

Es curioso: las dos somos madres pero hay muchísimas cosas que nos hacen muy diferentes.

Por mi hija soy capaz de matar. Soy capaz de cometer las mayores locuras, cosas que antes bajo ninguna circunstancia me hubiera planteado siquiera. Soy capaz de todo.
Y no entiendo la maternidad de otra manera que no sea sintiendo amor absoluto. No entiendo que se pueda querer más a alguien que a tu propio hijo. No entiendo que utilices con él un lenguaje que no sea el de los besos. No entiendo que tus manos le toquen si no es para acariciarle.
No hay una maldad mayor que la que alberga una madre que maltrata a su hijo.

Se me pone un nudo en la garganta cuando escucho hablar de tu bebé. Tirado junto a las vías de un tren. Amoratado de los golpes. Solo. Inerte.

Pienso que seguramente él seguía buscando tus besos después de las palizas. Porque el amor que sienten nuestros hijos hacia nosotros es puro.
Pienso que igual aún sentía en lo más profundo de su corazón que le querías. O quería creerlo.
Pienso que sus lágrimas al recibir los golpes seguramente solo podrían ser sanadas por quien tanto dolor le causaba.

Tú has sido la culpable. No sé si acabaste con su vida o simplemente permitiste que otro lo hiciera. Sea como sea eres culpable.

Ni desde la locura más absoluta podría comprender qué se le puede pasar por la cabeza a una madre para golpear a su bebé o para consentir que alguien le mate de una paliza.

Me está costando escribir esto de verdad. Me está costando porque es difícil contenerse y guardar la compostura aunque no puedo controlar las lágrimas que se escapan de mis ojos ante tanta impotencia y tanta crueldad.

Al principio de esta carta dije que las dos somos madres.
Permíteme rectificar.
Tú no eres madre de nadie.

Nunca lo has sido.

 

 

Total de visitas Visitas hoy
Anterior post Siguiente post

También puede interesarte

17 Comentarios

  • Responder Yolanda T.N. 7 noviembre, 2014 en 22:01

    Impactada por tal atrocidad, va contra natura que una madre mate a un hijo, quien debería cuidarlo y amarlo, que de quien depende para sobrevivir se otorgue el poder y la fuerza de quitarle la vida a un ser inocente. Como bien dices, esa no es madre, es una asesina que ha aprovechado su fuerza y la necesidad de un niño, su hijo, para matarlo. También me siento impotente y sobrecogida. Un abrazo.

  • Responder MCarmen Cuenca 8 noviembre, 2014 en 01:14

    es incomprensible!!
    kmo hay alguien capaz de maltratar y quitar la vida a un hijo? a su sangre, su carne, su corazon, su alma…su TODO
    para que le da la vida si luego se la quita?
    x eso digo q MADRE no siempre es la que pare, MADRE tmb es la quw cria en amor absoluto aun sin ese ser haber nacido de sus entrañas
    Doy gracias x tener MI MEJOR MADRE DEL MUNDO!

  • Responder Verónica 8 noviembre, 2014 en 09:12

    Totalmente de acuerdo contigo…
    La rabia me corroe por dentro por lo que espero que sufra lo sufrido en el mito de Prometeo…

    Mejor me muerdo la lengua…

  • Responder Gen 8 noviembre, 2014 en 20:55

    Menuda impotencia…cuando lo vi en las noticias se me encogió el corazón. No consigo entender cómo unos padres han podido hacer algo así. ¿Estamos locos o que? El mundo está cada vez peor, algo se va de las manos. Y esto no hace más que confirmar lo que siempre he pensado…que hay personas que no se merecen ser padres. Un beso guapa!

  • Responder silmamidoble 8 noviembre, 2014 en 22:30

    Creo que ya lo has dixo todo, nada mas se puede añadir. Mi cuerpo se quedo revuelto cuando imagino ese cuerpecito apalizado dentro de una maleta. Fue su madre la que lo hizo?? Horrible. O fue su pareja?? Mas horrible!! Como lo permite??
    Estoy de acuerdo contigo: no es madre, nunca lo ha sido. Y pagara por lo que ha exo, estoy segura, quiero estarlo, sino me derrumbo.

  • Responder Educando un León 8 noviembre, 2014 en 23:09

    No tengo ni idea de por cuantan personas sería capaz de matar, pero solo hay una por la que moriría son dudarlo un instante, mi hijo.
    Pelear cada día por que tenga el mejor presente y el más esperanzador de los futuros es lo que me convierte en padre. Cada vez que le corrigió o lo beso me hago mejor y le hago mejor.
    Escribo en mi blog mi punto de vista sobre la paternidad, sin ser dogmático. Sobre lo que pasa por la mente repugnante de seres sin humanidad capaces de maltratar hasta el asesinato a niños, a sus propios hijos, no sé nada. Soy incapaz de ponerme en el lugar de una mente abyecta.
    No soy una persona creyente pero me gustaría que existiese un cielo.
    Que se pudran en la cárcel.

  • Responder Sonia (la mamá de Álvaro) 8 noviembre, 2014 en 23:49

    Tienes razón. Esa no es madre y espero que no se le ocurra tener otro niño nunca.

  • Responder Clarisa Pereira 9 noviembre, 2014 en 01:20

    Un horror. No puedo siquiera repetir la noticia y ruego a Dios que cuide todos los angelitos que día a día viven entre violencia e irresponsabilidad. Gracias por compartir tu corazón y expresarte de manera tan transparente.

  • Responder Maribel 9 noviembre, 2014 en 13:28

    Apenas he escuchado los detalles de este suceso. Las noticias en esta casa es algo que casi ha desaparecido desde que soy madre. Pero los pocos segundos que escuché el otro día sirven para estar totalmente de acuerdo con todas tus palabras. Ser madre biológica no implica ser MADRE en mayúsculas.

    De todas formas, no sé qué ha ocurrido en este caso, no conozco qué hay detrás de la vida de esta chica, pero no hay nada que pueda justificar estos hechos hacia un bebé.

  • Responder Nelly 9 noviembre, 2014 en 16:27

    Mira que intenté evitar escuchar lo que se decía en las noticias porque se me saltan las lagrimas al saber lo que alguien puede hacerle a un niño, pero no he podido evitar leer tu post. Totalmente de acuerdo contigo. No eres madre o padre si tus hijos no son lo más importante del mundo.

    Un beso

  • Responder Nerea 9 noviembre, 2014 en 21:43

    Totalmente de acuerdo contigo !! De hecho hoy tuve una discusión al respecto… Yo tampoco lo entiendo, me pongo en la situación de la madre y, aunque fuera el padre, ella lo consentía… y eso de que ella era maltratada… no sé, yo en cuanto le hubiera puesto un dedo encima a mi hijo me hubiera ido de esa casa, porque estaba claro que estaba jugando con fuego que tarde o temprano acabaría pasando lo que pasó… y para mi, ella también es “en cierta forma” culpable pues probablemente lo vió y lo hizo nada, lo consintió…. Como madre estoy muy indignada y dolida por ese pobre niño ! Descansa en paz chiquitín.

  • Responder @javidedomingo 9 noviembre, 2014 en 22:11

    No tengo TV. No me suelo enterar de estas cosas pero no he podido evitar llorar de pena al leerte primero y buscar más info después. Un horror… un horror…. horror…. autentico horror… No salgo de mi estupor. No sabes que cantidad de veces que como psicólogo oigo “no puedo más, a veces tengo ganas de pegarle…”… ya sea por llantos interminables, por no poder dormir, por las rabietas o por el continuo retar… y a veces se llega a la ofuscación, a la anulación del ser… a tal grado… sino… ¿como explicarlo? … todos queremos una explicación… porque debe ser ahí donde asoma la bestia, la brutalidad, la espantosa decisión, el ser capaz del mayor horror de la naturaleza… creer en el karma me ayuda en estas cosas… estoy desolado… y muy triste… mucho… solo me apetece abrazar a otros padres y madres

  • Responder Inma 10 noviembre, 2014 en 09:43

    Yo también he llorado leyéndote porque es imposible no empatizar contigo y soy incapaz tan siquiera de pensar en ello

  • Responder Matronaonline 10 noviembre, 2014 en 21:47

    Ay ay ay… no me había enterado de esto. Horrible. No se puede decir otra cosa. Qué triste que periódicamente tengamos que entristecernos con noticias de este tipo…

  • Responder Verónica Reng 10 noviembre, 2014 en 21:56

    Dios mio que indignación y que impotencia. Nunca entenderé por qué la gente hace daño a los niños, porque la violencia, si se “han dado cuenta” que no lo aman, por que no lo entregan a los servicios sociales y renuncian a la maternidad. Como dices una madre nunca dejaría que nadie maltrate a su hijo, lo defendería como una fiera, antes de que alguien le haga daño. Creo que estas bestias descargan su odio en la fragilidad e inocencia de un niño, te apuesto que nunca se meterían con uno de su tamaño, porque son unos cobardes. Mi padre jamas nos levantó la mano, nunca nos pegó, el decía, que era imposible medir la fuerza y el daño físico que seuede causar al golpear un niño sin contar las secuelas psicológicas. Este mundo esta mal, se le olvido amar,muchos olvidaron el respeto y la compasión.

  • Responder Amparo 12 noviembre, 2014 en 23:29

    Me ha encantado tu carta, es extremecedor, pienso en los llantos de ese bebe y se me ponen los pelos de punta

  • Responder Hijitis Aguditis 17 noviembre, 2014 en 14:58

    “Me falta opinión, estas cosas me dejan sin palabras. Lo que si tengo es mucha pena y una reflexión: a esa criatura le hemos fallado todos. Su madre, su padre, sus abuelos, sus abuelas, sus titos y titas… Su entorno y todas las personas en conjunto porque nadie ha podido protegerle y ofrecerle una vida en la que desarrollarse sano y feliz.

    Un abrazo.”

  • Dejar un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: