maternidad y crianza, recientes

5 CONSEJOS PARA ELEGIR COLEGIO

Un buen día te ves frente a la puerta, con los ojos llorosos, con los nervios a flor de piel, con la felicidad de dar un paso más, con el miedo de la separación. Un buen día, aquel bebé que apenas daba dos pasos sin caerse, que no sabía pronunciar su nombre, que nunca se había separado de ti… se esfuma.

Parece que nunca va a llegar el día ¿verdad? Pero llega… ¡vaya si llega! Y te enfrentas a una nueva etapa. Y te preguntas si estarás preparada para ella.

Parece que fue ayer pero lo cierto es que ya ha pasado más de un año de ese primer día.

Y sí, sigo teniendo miedos. Me sigue costando separarme de ella algunas mañanas. Me tienta no despertarla y quedarnos luego remoloneando en la cama hasta que nos apetezca, como hacíamos antes. Hay días en los que vuelvo a sentir esos nervios. Reuniones, tutorías, excursiones, actuaciones…

Y aunque parezca mentira, el año que viene volveré a sentir todo eso de la mano de Marcelo.

A pesar de todo soy consciente de que hemos tenido suerte. Conozco a mamás a las que no se les permite ni acudir a la función de Navidad. Colegios súper herméticos, que no permiten a las familias participar absolutamente en nada.

Si estáis en ese momento de búsqueda permitidme estos breves consejos.

 

VISITAD PERSONALMENTE TODOS LOS COLEGIOS QUE OS PERTENECEN POR ZONA

Haz una lista de todos los centros que te pertenecen por tu ubicación y visítalos personalmente. Puedes llevarte una grata sorpresa o incluso una decepción. La gran mayoría de colegios tienen jornadas de puertas abiertas o bien pueden recibiros mediante cita previa.

 

NO OS DEJÉIS LLEVAR POR LAS OPINIONES DE LOS DEMÁS

Lo que para unos es maravilloso, para ti puede ser horrible.

Recuerdo que me hablaron genial de un cole así que solicité cita y fui libreta en mano con mis dudas. Lo primero que le pregunté es que si castigaban a los niños. Su respuesta me dejó boquiabierta. Me dijo que por supuesto, que cuando alguno se portaba mal se les castigaba y para ello usaban la silla de pensar.

¿Es eso negociable?, le dije. Y me respondió que “ni hablar”.

Me fui justo después.

Conozco a mamás con peques en ese cole que me hablan maravillas. Pero claro, ellas castigan a sus hijos. Yo no. ¿Qué quiero decir con esto? Pues eso, que un cole maravilloso para unos puede ser horrible para otros.

 

LLEVAD ANOTADAS VUESTRAS DUDAS

Una vez allí es inevitable que se te pase alguna pregunta.

Es muy importante conocer cómo afrontan la resolución de conflictos entre los niños, si hay asignatura alternativa a la religión, qué protocolo hay con respecto al control de esfínteres, si trabajan por proyectos, si exigen muchos deberes, si dentro de su normativa incluyen castigar sin recreo…

En definitiva, hay multitud cosas y muy importantes a las que tenemos que prestar atención y el día de la visita es el mejor para despejar todas las dudas.

 

CONOCE A SU TUTOR O TUTORA

De nada sirve que el cole sea estupendo y tenga unas instalaciones maravillosas si el tutor o la tutora que le va a tocar en infantil no camina en tu misma dirección.

Probablemente, su “seño” se convierta en una figura de apego para tu peque. Sabes lo que eso significa ¿verdad? Que le va a tomar como modelo.

Conocer personalmente a la persona que va a acompañar los primeros años a tu hijo o hija me parece imprescindible para poder tomar una decisión.

 

PREOCÚPATE DE INFORMARTE DE CÓMO ES EL DÍA A DÍA

¿Hacen deporte? ¿Con qué frecuencia?

¿Fomentan una alimentación saludable o permiten que se lleven dulces y chocolate para desayunar?

El colegio es mucho más que fichas, el abecedario, sumar y restar.

Por ejemplo, en el de mi hija fomentan mucho que tomen fruta y no permiten llevar nada que contenga chocolate ni bollería industrial. Estos pequeños detalles son luego muy importantes porque pasan muchas horas allí.

 

Bueno, estos son mis pequeños consejos si estáis en plena búsqueda de cole para vuestro hijo o para vuestra hija.

Espero que todo vaya bien y deis con el colegio adecuado.

¡Mucho ánimo!

Y sobre todo, recordad que no estáis solas, que no sois raras por no querer separaros de vuestros hijos, por llorar cuando pensáis en ese momento.

Somos muchísimas las que nos hemos sentido o nos sentimos así. Y estaremos encantadas de arroparte cuando lo necesites.

Total de visitas Visitas hoy
Anterior post Siguiente post

También puede interesarte

No hay comentarios

Dejar un comentario

A %d blogueros les gusta esto: