Personal, recientes

LA CARA A DE LA MATERNIDAD (1ª parte)

Todas sabemos ya que la maternidad no es un camino de rosas (¿quién dijo que lo fuera?). Realmente nada es un camino de rosas en esta vida. Las relaciones familiares, sentimentales, el trabajo, la inestabilidad económica, los problemas de salud, las pérdidas… la vida está llena de altibajos, de momentos bellos y de otros amargos.

Pero, y hablo por mí, la maternidad, a pesar de tener sus sombras, me parece maravillosamente reveladora. Nos hace ser mejor persona, nos ayuda a vencer nuestros miedos, a liberarnos de nuestras mochilas. Nos hace generosas, sin límites. Nos sana en todos los sentidos, porque no hay nada como sentir el abrazo de tus hijos para que las heridas cicatricen en cuestión de segundos.

Ser madre es convertirte en maga. Porque a partir de ahora tus besos cobran más sentido. Porque puedes calmar el llanto más desconsolado con un puñado de ellos. Y puedes aliviar cualquier dolor posando tus labios sobre su frente. Porque de repente tus brazos abrazan diferente. Y tu saliva ya no sabe igual, sabe a churretes.

Y tus ojos… tus ojos brillan de otra forma. Cuando le ves dar sus primeros pasos, cuando le cuentas a todo el mundo que ya tiene 3 dientes, cuando envuelves el regalo de su primer cumpleaños, cuando guardas la vela del 1 en un cajón para abrirlo años después con la emoción a flor de piel. Cuando le ves jugar en el parque y sientes un escalofrío porque te parece que fue ayer cuando te daba pataditas en la barriga. Cuando te dice mamá por primera vez, y “te quiero”… cuando llegan los besos, llenos de babas, donde pille.

La vida te cambia. Ahora eres tú quien cuida, quien consuela, quien arropa. Ahora eres tú el referente. Da miedo. Pero es un miedo hermoso.

La vida te cambia porque algo dentro de ti cambia. Ya no eres la misma. Nunca volverás a serlo.

La maternidad te transforma. Y creo que es la transformación más pura y hermosa que podremos experimentar nunca.

Y sí. Ser madre tiene algunas sombras. Pero sobre todo tiene luz, muchísima Vida y una Luz infinita.

linea

¿Quieres saber lo que opinan otras mamás blogueras?

Continúa leyendo...

La cara A de la maternidad (2ª parte)

Total de visitas Visitas hoy
Anterior post Siguiente post

También puede interesarte

14 Comentarios

  • Responder Sandra 18 diciembre, 2017 en 12:06

    Muy deacuerdo en todo lo que dices…pero yo creo que el concepto se crea un poco dependiendo de las circunstancias de cada una…si has de trabajar y conciliar todo, si tiened o no ayuda en los cuidados…padres, hermanos o pareja…la paciencia y lo que te gusten los niños…yo creo que depende mucho de la situación de cada una…
    Personalmente para mí, la experiencia, está siendo tan dura como maravillosa y la verdad es que en la balanza no podria sopesar qué lo está siendo más…mis circunstancias son duras…y creo q mi visión difiere mucho de otras mamás que tienen ayuda y les hace estar más relajadas…pienso que lógicamente la visión de éstas será mucho más positiva…
    No obstante amo a mi hijo por encima de todo, es el motor de mi vida, mis ganas de seguir como sea y MI TODO, mi universo entero y daría mi vida por él sin dudarlo ni un segundo…

  • Responder Dietogades 19 diciembre, 2017 en 11:53

    Que post más bonito. Llevas toda ma razón ser madre nos transforman. Tiene sus cosas buenas y también hay que decir sus cosas malas pero casi siempre lo bueno supera con creces las cosas que tenemos que dejar de lado. Ser madre nos transforma en mejores personas.

  • Responder El mundo de Constanza 19 diciembre, 2017 en 16:19

    Me encanta leer algo bueno de la maternidad, porque siento que a veces nos centramos en lo agobiante, en esos días difíciles y dejamos de lado todo lo bello que a final del día pesa más, ser madre es totalmente bello, no lo cambiaba por nada del mundo porque la carita de mis hijas llena todo mi mundo y definitivamente no soy la misma desde que me convertí en mamá. Saludos

  • Responder Ruth durendez 19 diciembre, 2017 en 19:36

    Tiene que ser muy bonito ser mamá pero yo todavía ando dándole vueltas. Es una decisión difícil para mi. Muchas gracias por todo lo que nos cuentas en tu post.

  • Responder Kenny Acosta 19 diciembre, 2017 en 22:11

    Me ha gustado mucho tu post, palabras muy bonitas yo le tengo miedo al ser madre nunca me he visto rn la maternidad pero se que un día tendré que superar mis miedos estoy de acuerdo contigo con que el ser madre te cambia ya que aprendes hacer mejor persona, muy buen post guapa. Saludos

  • Responder Cuestión de Madres 19 diciembre, 2017 en 22:14

    Da gusto leer algo positivo de la maternidad porque somos de irnos a los extremos y últimamente todo parecía negativo. Claro que hay luces y sombras, y en el equilibrio está la felicidad. Y quién diga lo contrario es que no lo ha encontrado

  • Responder Ahyde Jorna 19 diciembre, 2017 en 22:20

    Hola! Yo aun no soy mama, aun esta muy lejos ese dia, pero se que ser padres no es nada facil. Supongo que esas noches en las que el bebe no deja de llorar son compensadas cuando te mira y sonrie, pero creo que pare ser mama hay que estar convencida porque tu vida cambia por completo.
    Yo de momento me conformo con ser tia jaja

  • Responder Barbara Tovar 19 diciembre, 2017 en 22:24

    ¡Hola! Ser madre debe ser algo muy hermoso. Yo aun estoy en el proceso donde siento que no tengo paciencia para tener hijos, pero que si veo a un bebe me provoca tener uno. Esta muy lindo lo que dices, supongo que ser madre al comienzo es difícil, pues uno por mas que lea y aprenda, no esta al 100% preparado, como todo en la vida. Es un camino donde el aprendizaje es continuo. La chispa de querer pasar por eso aun no se enciende, pero uno nunca sabe en un futuro jajajaja.

    Saludos ♥

  • Responder notengositioweb 19 diciembre, 2017 en 22:25

    Me ha encantado tu post, la verdad es que yo aun no pienso en tener hijos y hay momentos en los que digo “mejor no” pero luego leo posts como el tuyo y me dan ganas de tener un hijo, y que digo no solo uno, sino dos o más :p . Saludos.

  • Responder Teresa 20 diciembre, 2017 en 12:58

    Totalmente de acuerdo en lo que dices. Ademas es algo que debe vivirse, sentirse, sin expectativas. El cambio es tan grande que parece imposible y sin embargo les sucede a Todas las mujeres que son madres, no importa donde vivan, no importa su clase social ni sus circunstancias biograficas. Otra cosa es la resistencia que la propia madre ponga a la experiencia, pero justamente debe servirle para crecer. Los hijos son unos maestros excepcionales

  • Responder María Sánchez Fabián 20 diciembre, 2017 en 13:48

    ¡Hola! Me ha gustado muchísimo tu entrada y comparto todo lo que dices. Considero que la maternidad es algo maravilloso, que nos hace cambiar por completo como personas y sobre todo, nos mejora. Estoy deseando que me llegue ese momento para poder vivirlo con toda la emoción e intensidad que se merece. Besos.

  • Responder Annabel 20 diciembre, 2017 en 15:10

    Es que en eso estamos ¿QUIEN DIJO QUE LO FUERA? Vamos que a mi no me ha venido nada de sorpresa, todo lo contrario, me lo pintaban a veces demasiado negro y sin duda las cosas buenas tienen millones más de peso…
    Me habría encantado participar en tu recopilación, para la siguiente 🙂

  • Responder Mama Arrullo 20 diciembre, 2017 en 16:53

    Qué bonito lo que dices; es verdad que todo eso compensa lo duro que se nos hace a veces la maternidad.

  • Responder vircore 20 diciembre, 2017 en 20:44

    la maternidad es una de las cosas más duras y responsabilidades más grandes que hay, maternidad y paternidad, se acabó el poder tumbarte en el sofá cuando quieras, tienes a alguien que depende de ti, a pesar de todos los problemas que puedan encontrarse en el camino, para mi, es una cosa maravillosa y no la cambiaría, bueno quizás por dormir un poco más jajajajajajja, es broma, pero cuando te sonríe se te van todos los males.

  • Responder a Kenny Acosta Cancelar comentario

    A %d blogueros les gusta esto: