LA CRIANZA QUE REMUEVE CONCIENCIAS
Personal

LA CRIANZA QUE REMUEVE CONCIENCIAS

Hoy he leído un post de La Moleskine de Mamá que me ha resultado inspirador.

En mi familia y en mi entorno en general hay varios bebés. Alguno de ellos duerme en su propia habitación desde el minuto uno. Otro comenzó la alimentación complementaria a los cuatro meses. Otros toman coca cola y refrescos varios desde los seis meses. La teta ni olerla.
Bebés a los que se les deja llorar. Bebés castigados. En fin, digamos que cada familia lleva la crianza de sus hijos de una forma determinada.

Pero… ¿A que no sabéis a quién se dirigen las miradas de asombro, los comentarios y las críticas?
Sí. A mí.
Porque mi hija tiene 2 años y medio y toma pecho. Claro, menuda loca estoy hecha. No sé qué se me habrá pasado por la cabeza para seguir amamantado a mi hija todo este tiempo en lugar de inflarla a leche de vaca, zumos, refrescos azucarados…

Mi hija duerme con nosotros. No solo en nuestra habitación. Hemos tenido el atrevimiento de seguir colechando (¡y lo que nos queda!) corriendo ese riesgo tan aterrador de que tenga 30 años y todavía no se quiera salir de nuestra cama. Miedo me da.

Para colmo no va a la guardería. Lo sé. Ya os lo he dicho. Loca de atar. Como trabajo desde casa tomé la decisión de no llevarla a pesar de que por esta razón mi hija vaya a tener serios y graves problemas para socializar y no va a estar al mismo nivel que los demás. Uf… Y es cierto. Creo que mi hija es antisocial totalmente. Si no me creéis quienes la conozcan pueden dar fe de mis palabras (JA JA JA)

Y… ¿Cómo es posible? Jamás le he levantado la mano. Ni la he castigado. Me he tomado el atrevimiento de buscar otras alternativas para afrontar rabietas y demás conflictos.

Sí. Yo soy la loca. La que va a contracorriente. La que no va a poder sacar a su hija de la cama NUNCA. La que la tiene enviciada a la teta. La que la está malacostumbrando a los brazos (y al cariño, y a la comprensión, y a sentirse escuchada…)

Yo soy la que hago las cosas mal. La que debería soltarle una torta cuando tiene una rabieta en medio de una tienda porque si no no va a aprender a respetarme, la que debería castigarla cuando no me obedece (¿obe qué?)… Objeto de comentarios, miradas y murmullos cuando la amamanto mientras otra bebé toma una coca cola en la mesa de al lado con total tranquilidad.

Y es que, a pesar de ser una madre maravillosamente imperfecta, que también pierde la paciencia, se enfada y se cuestiona, siento que estoy haciendo las cosas bien no, mejor. Pero no mejor que nadie. Simplemente mejor de lo que yo esperaba de mí misma.

Y a veces siento que remuevo alguna conciencia. Que quienes me critican se sienten mal por mi forma de actuar. Que se sienten atacadas (what?) cuando me ven con mi hija.

Y yo no tengo culpa de las decisiones que toma cada uno y cada una. Al igual que nadie tiene la culpa de mis equivocaciones, nadie más que yo.

Cada cual que sane sus heridas. Pero a quienes estamos felices con nuestras crianzas y con seguir nuestros instintos dejadnos en paz.
Yo no he elegido criar a mi hija así. No tengo ningún esquema. Solo hago las cosas tal cual salen de mi corazón sin hacer caso a las nuevas teorías del desapego ni a ningún libro de instrucciones (básicamente porque es una persona, no una lavadora)

No nos utilicéis para sentiros mejor.
Dejadnos ser felices y dejad de sentir rabia de nuestra felicidad.

Y no. No me creo mejor madre que nadie.
Simplemente creo que soy una buena madre. Y no voy a permitir que NADIE me intente hacer creer nunca lo contrario.

Total de visitas Visitas hoy
Anterior post Siguiente post

También puede interesarte

19 Comentarios

  • Responder Sonia Animalitostuyyo 8 mayo, 2016 en 07:01

    Refrescos con 6 meses? Es alucinante! Yo pienso que son esas otras madres las que tienen un grave problema de crianza, no tú. Mi peque aún toma teta con 28 meses y ya hay murmullos a veces. Aunque ya no colecha, lo ha hecho y si lo necesita lo hará. Y no ha pisado guarde (aunque a partir de esta semana irá un ratito). Y no somos padres perfectos, pero es que hay cosas que son de sentido común ya y que claman al cielo. Refrescos y leche de vaca con 6 meses?? Besitos!

  • Responder paqui 8 mayo, 2016 en 10:05

    Me encanta tu forma de pensar, totalmente de acuerdo contigo

  • Responder Sandra 8 mayo, 2016 en 19:37

    En ocasiones las cosas dependen de circunstancias…yo era anti guardes pero por temas laborales no me quedó más remedio…y sabes??? Estoy más que encantada…dí con una guarde donde el máximo de niños que acogen son 8 y las chicas son maravillosas…del método a lo Maria Montessori ni te hablo…estoy maravillada en general…
    Y vamos que ni caso a los comentarios pq.ojalá pudiera estar amamantando yo a mi bebé de 13 meses todavía…lo hubiera hecho hasta que hubiera querido…y colecho practico pero no siempre…depende de lo inquieto que esté esa noche pq.la verdad es que yo entre el miedo de que se caiga y lo que se mueve…no descanso bien y madrugo para trabajar…por eso digo lo de depende de circunstancias…no obstante me parece genial lo q decida cada familia, excepto lo de esa manía de introducir alimentos “dañinos” o que a nivel nutricional no aportan nada como cocacola, zumos de bote, chuches…etc…

  • Responder La Moleskine de Mamá 9 mayo, 2016 en 05:56

    Hola! Me ha dado un gusto enorme que mi post te haya inspirado! Leyendote me has llevado a pensar mucho sobre las dificultades que tengo con la familia de mi esposo cuando vamos verlos. Como bien dices, creo que la crianza con apego, la crianza desde el cariño total y respetando a los hijos, ha sido muy dificil de asimilar por mis suegros, sobre todo por mi suegra. cuando ella ve que con mi hijo hago colecho cuando estamos en España (de alguna manera mi hijo me transmite la necesidad que tiene de mi y viceversa) se puede volver loca, diciendo lo que te dicen a ti, que tendra 18 y no lo sacare de mi cama. Cuando ellos ven todo el cariño y respeto creen, por alguna razon, que no lo estoy criando como es debido, que estoy haciendo de el un unitil, un chico pegado a su madre. No piensan que a mi hijo le quiero dar la segfuridad y la confianza total de mi apoyo, de mi profundo amor hacia el. Yo creo que por su edad, él lo necesita, porque el me necesita, aunque mi suegra dude de esto. Y asi, con todo ese amor a su lado, yo estoy segura que voy a criar a un chico mucho mas seguro de si mismo.

    En fin, que hay que seguir nuestro instinto. Te mando un abrazo grande!!Y a seguir malcriando :)

  • Responder eliahh 17 mayo, 2016 en 13:44

    La verdad que mis opiniones han cambiado mucho de antes de tener hijos a ahora que tengo uno de ocho meses. Lo que daba por hecho (dormirá en su cuna, intentaré darle el pecho mínimo seis meses pero en cuanto empiece a trabajar lo tendré que dejar, etc) se me ha trastocado completamente (dormimos con él y somos personas porque todos descansamos, he podido darle el pecho y seguramente pueda mucho más) y he aprendido que con hijos no se pueden hacer planes. Está bien tener una idea de lo que quieres, pero hay que ser flexible totalmente y no cerrarse en banda a nada.
    Toma la teta a demanda, incluso ahora que está tomando purés, y en mi familia sigue habiendo gente que no entiende que no tiene horarios y no pasa nada. Ellos tampoco comen todos los días exactamente a la misma hora, porque son humanos, pero parece que eso no es lo mismo. Que no va a salir nunca de nuestra cama. Que debe tomarse el puré de fruta entero, o lo que sea entero, aunque le duelan los dientes y no tenga hambre.
    Hay tantas cosas por las que sentirse criticado… pero si tú estás bien, el crío está bien y el padre también, que les den. Luego dicen “qué suerte tenéis que es muy bueno, que no llora” pero a la vez “por esperar para comer no pasa nada, es que no le dejáis ni aprender a llorar”. Pues lo uno o lo otro.
    En fin, mucho ánimo y paciencia. Ah, y yo le doy las papillas con leche de vaca por el sabor, que a mi leche a veces de tenerla en la nevera le cambia, pero vamos, hay que ser especial para pensar que dar la leche que sale de la teta de otro animal es más normal que darle la leche que sale de la teta de su madre. Qué pena que esa mentalidad no la tengamos interiorizada, somos demasiado de ciudad ya me parece a mí.

  • Responder sra.jumbo 17 mayo, 2016 en 20:33

    Ay esto me recuerda una frase que escuché estos días y me encanta. Creo que fue en un programa de 21 días: En este mundo es todo tan artificial, que lo natural parece raro.

  • Responder Encarni 27 enero, 2017 en 21:37

    Si sois los padres mas perfectos que un hijo puede tener

  • Responder divina 29 enero, 2017 en 11:03

    No soy madre, pero si tuviera un hijo tengo claro que tendría que tirar de guardería y muchas otras cosas no por que lo quiera sino por que trabajo, por otra parte creo que cada uno educa a sus hijos lo mejor que sabe o puede y la verdad ponernos a opinar sin saber es muy complicado

  • Responder World Dani Blog 30 enero, 2017 en 00:48

    Hola, me senti muy identificada con este post! Coincido muchisimo contigo! Creo que cada familia es un mundo igual! Besos. me encanto el post!

  • Responder María Loreto Navarro Pacheco 30 enero, 2017 en 19:07

    Lo correcto es que nadie se meta ni en tus métodos y en tu forma de educar a tu hija, eso es lo correcto. Para los espectadores que miran desde fuera, ni siquiera hay que darles la oportunidad de tener un pensamiento para con ellos. Si a ti te ha resultado tu manera de criar y dar pecho, quién puede discutirlo? Uno no nace siendo padre, se aprende a fuerza de ir conociendo las cosas con la práctica.
    En lo personal, estoy de acuerdo con la mayoría de las cosas que expones, porque cada ser humano es libre para tomar sus propias decisiones, sobre todo cuando estas afectan a los hijos… Mi hija ya tiene 13 años y te aseguro que su bebida preferida es el agua, como ves, cada niño un mundo cada familia otro más… No permitas que nadie pero nadie, nadie, nadie te diga lo que debes o no hacer, si te ha ido bien hasta ahora, por qué cambiar?

  • Responder Amparo Bonilla 30 enero, 2017 en 19:22

    Me parece genial, cada familia es un mundo aparte y creo que cada uno debe criar o malcriar a sus hijos como lo crean conveniente, al fin que son cada uno los que deben sobrevivir con sus decisiones.

  • Responder Bellas y estupendas 1 febrero, 2017 en 18:00

    Cada uno educa a su hijo como puede o como sabe, la verdad es que es un tema complicado y en cuanto a la guardería yo no soy mucho de guardes pero las madres que trabajan les viene bien dejar al peque unas horas en las guarderías. Un beso.

  • Responder Isabel. 3 febrero, 2017 en 11:18

    Yo también aguante con mis hijos que durmiera en mi cama, hasta que dije basta, quería intimidad, jijiji. Cada familia debe de educar sus hijo según sus principios, el resto no importa. Te felicito decidí por ti misma. Muy buena entrada. Besos.

  • Responder Walkingtopennylane 3 febrero, 2017 en 14:37

    A la gente le gusta mucho opinar y dar consejos categóricos, yo no soy madre pero conozco niños y madres que se crían y crían de las dos maneras que expones y personalmente estoy más de acuerdo con la manera natural cómo lo haces tú, yo conozco casos muy positivos al respecto, siga siendo a tu manera y que las críticas te resbalen, bss

  • Responder Vanesa 3 febrero, 2017 en 18:02

    Olé tus huevos, me parece de lujo todo que escribes. Cada una lo hacemos lo mejor que podemos y creo que no hay ninguna regla preestablecida excepto quererles mucho.. Mi hijo no quiere comer sólo y no he hecho poco que coma desde noviembre sólidos porque me planté, sí se lleva algún fofetón pero cuando ya no puedo más con mi vida y creo que se está pasando pero duerme conmigo. Y no, no creo que a los 18 prefiera dormir conmigo que con alguna amiga o, quién sabe, amigo! Insisto, cada una lo hacemos como podemos y lo importante es que se sientan queridos y aprendan a respetarnos, para todo lo demás.. mastercard (es un decir, no me gusta para nada darle vicios materiales). Muaks

  • Responder Paula Alittlepieceofme 3 febrero, 2017 en 20:01

    Hay comportamientos que no compartiría, tanto tuyos como de otras madres que nombras. Cada cual sabe lo que quiere para sus hijos y si les funciona x método (bien sea el tuyo, bien sea otros) no lo van a cambiar por muchas críticas que oigan, que te lo digan a ti, ¿no? =P Bss.

  • Responder Diana Garcés 4 febrero, 2017 en 02:02

    Me encanta si te digo la verdad, creo que si tuviera hijos haría cosas muy similares a las tuyas (o al menos me siento identificada con esa filosofía), no me gusta que nadie me diga cómo tengo que hacer las cosas, no me gusta seguir manuales, ni experiencias de otras personas, me gusta vivir la vida como la siento y como la deseo y seguro que como madre sería igual, pero bueno, tal vez es una experiencia que no viviré porque no se me han despertado las ganas de vivirlo aún, aunque me encanta esta forma de ver la maternidad y la crianza. Bien por ti guapa, como dices no lo haces mejor que nadie, pero lo haces lo mejor que sabes y eso ya es mucho decir :)

  • Responder The World Kats 4 febrero, 2017 en 08:18

    Ole ole y ole!! Muy bien dicho, se puede decir más alto pero no más claro, al final todo el mundo y más las mujeres somos las que nos tiramos piedras al tejado, piensan que ya el haber pasado la experiencia hacen que sean expertas, eso me pone negra, yo también duermo con mi bebe y tiene 7 y me fascina jajaja y lo mimo por que es Feliz y yo soy feliz, ya cuando decida se irá de mi lado pero que hay de malo dar amor, son puras visiones impuestas. Cada quien es libre de criar a sus hijos a su manera, además somos conscientes de que buscamos que sean felices. Yo paso de los comentarios, y si quieren juzgar que juzguen me da igual esos puntos. Besos y a por todo y a seguir mimando a los peques.

  • Responder Rebecaml 6 febrero, 2017 en 16:43

    Si trabajas desde casa, no veo para que llevarla a la guardería, mis hijos dejaron la lactancia uno de 8 meses y porque así el lo quiso y al segundo lo destete al año porque así lo tenía pensado yo, cada quien cría a sus hijos como desea, las opiniones de los demás que no te afecten, la gente nunca se cansa de hablar.

  • Dejar un comentario