LA NUEVA MATERNIDAD: ¿UNA MODA?

Estoy en varios grupos de crianza y maternidad en Facebook. Me gusta leer testimonios, empaparme de las experiencias que se cuentan, de los consejos que se dan. Pero me sorprende muy mucho esa actitud generalizada en muchos casos de anteponer siempre el propio bienestar al de los hijos.

Es algo que verdaderamente no termino de comprender.

No se trata de que para nuestros hijos es muy importante vernos felices. Por supuesto que lo es. Pero no es lo único. Que su madre y su padre sean felices no es en absoluto el único factor que repercute en su salud física y emocional.
Como padres y madres tenemos una responsabilidad y debemos asumirla y ser consecuentes.

Independientemente de esto, lo que al final más me sorprende es la cantidad de gente a la que realmente no le hace feliz atender las necesidades de sus hijos.

Igual es un ejemplo muy heavy pero imaginad (sí, solo imaginad porque en nada se corresponde esto que voy a contar con nuestra realidad) que yo soy una persona extremadamente impaciente e impulsiva y cuando mi hija tiene una rabieta la zanjo mandándola a su habitación castigada. No le pregunto qué le pasa, ni la escucho cuando quiere hablarme. Simplemente le increpo que no se llora ni se montan numeritos y la castigo.
Es la única forma que tengo de resolverlo y me siento bien cuando actúo así. Ella se queda un rato en su cuarto y además me deja tranquila para hacer mis cosas. Además mi hija cree (y eso le haré creer siempre) que lo hago por su bien.

Volvemos a la realidad.
Claro. Los niños necesitan ver a sus padres felices pero… ¿Debemos afrontar así nuestra maternidad?

¿Realmente lo que nos hace felices a nosotros es sano para ellos?

¿No sería injusto que me acomodara en esa felicidad y autojustificación eterna en lugar de actuar correctamente y respetuosamente con mi hija?

Pues esa es la moda. Sí, la verdadera MODA.
Enmascarar casi todo lo que hacemos bajo la excusa de que “lo mejor para nuestros hijos es que su madre sea feliz”. Y eso es lo que cuenta.

Así no tenemos que reconocer nuestros errores ni avergonzarnos de nada. De esta forma no es necesario tener que pedir perdón a nadie ni molestarnos en intentar conocer otros caminos. Así, nos aseguramos que nadie nos juzga porque estamos haciendo lo mejor para nuestros hijos… ¿no?

Pues lo siento pero a mí no me gusta esta moda.
Me va equivocarme, arrepentirme, sentirme culpable si he metido la pata, pedir perdón, reconocer mis errores, informarme, leer sobre crianza, escuchar a mi hija, dejar a un lado cualquier atisbo de soberbia o de egoísmo cuando hablo con ella, no autojustificarme, anteponer sus necesidades a mí misma…

Porque eso es lo que me hace feliz, lo que me hace más humana y lo que me hace sentirme mejor madre cada día. Que yo crea que hago lo mejor no lo convierte en lo mejor y por eso pienso que la maternidad es un continuo aprendizaje.

Porque lo primero…. Lo primero son mis hijos. Y hacerles felices es lo que más feliz me hace del mundo.

 

Si este post te ha parecido útil o interesante, te agradecería enormemente que lo compartieras en tus redes sociales.

¡Gracias!

Total de visitas Visitas hoy
Anterior post Siguiente post

También puede interesarte

6 Comentarios

  • Responder Guani 12 enero, 2017 en 17:21

    Estoy totalmente de acuerdo, y es una opinión poco habitual y poco correcta que a la gente suele molestar oír. Enseguida te tachan de anticuada, opusina, retrógrada y vete a saber qué más cosas, sobre todo porque normalmente las situaciones en las que se da ese “lo importante es que tú seas feliz, si tú estás bien ellos están bien” son las de supuesta liberación (en sus muchas y muy distintas tipologías y grados).

    No todo lo que nos viene bien a nosotros viene bien a nuestros hijos y viceversa. Hay que encontrar un equilibrio pero teniendo en cuenta siempre cuál es la parte más débil, con más necesidades y menor capacidad de comprensión.

  • Responder Sara Jiménez Pajares 2 febrero, 2017 en 10:47

    Me ha resultado sensacional este post sin duda, las personas son muy de apariencias ya sea como has indicado en este post siendo padres felices para criar hijos felices, pues no aun no soy madre pero creo que una madre o padre puede ser feliz al ver a su hijo feliz y para ello es dedicación y hacer cosas pensadas para él.

  • Responder Paula Alittlepieceofme 6 febrero, 2017 en 23:40

    Como has sacado el tema de la moda, aunque no lo toques en el post, creo que muchos son padres “porque está de moda”. Realmente no conozco casos a mi alrededor, pero por ejemplo las famosas, que nunca se conforman con uno solo, y luego a saber el tiempo que realmente pasan con ellos que no sea para subir a las redes mientras siguen con su vida, ahí creo que se nota mucho lo que comentas (implícitamente). Bss.

  • Responder Montse Glezz 10 febrero, 2018 en 04:11

    Yo conozco casos en los que los padres anteponen su propia felicidad y bienestar por la de sus hijos, por verlos bien, por hacerlos sentir amados y comprendidos, en muchas ocasiones tratan de no repetir aquellos errores que consideran sus padres cometieron con ellos, y en todo caso también tratan de hacerles ver a sus hijos que ellos como padres también cometen errores y tratan de compensarlos de la mejor manera, hablando con ellos, escuchándolos, compartiendo tiempo juntos, disculpándose… cuando una mamá o un papá ve feliz a su hijo para ellos es como tocar el cielo, y tienes razón… En muchos casos esto los vuelve más humanos, más cercanos a sus hijos y día a día aprenden tanto uno como del otro, esa debería ser la nueva moda en la maternidad 😊😊

  • Responder GDR 4 septiembre, 2018 en 17:06

    Me ha sido muy útil leer este post para darme fuerzas y seguir haciendo lo que creo que es mejor para mi hija, aunque me cueste.
    Este es un argumento que utilizan muchas parejas para separarse. Para mi, que mi hija disfrute de su padre, además de un derecho, es algo fundamental para su felicidad y, aunque yo a veces tiraría la toalla porque no me apetece o no tengo fuerzas para mantener mi relación de pareja, soy consciente de que somos una familia y que nos necesita a los dos juntos.

    • Responder AdoroSerMama 4 septiembre, 2018 en 21:11

      Muchísimas gracias por tus palabras. Estoy convencida de que estás haciendo lo mejor, desde el corazón. Un fuerte beso.

    Dejar un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: