maternidad y crianza

PEDIR PERDÓN A LOS HIJOS ¿SÍ O NO?

Hace no mucho leí en una publicación que no deberíamos pedir perdón a nuestros hijos. Pero a la vez leo por otro lado que nos recomiendan que les enseñemos a pedir perdón a los demás.

¿Cómo puedo enseñar algo a mi hija que no soy capaz de hacer yo misma? ¿Por qué debo tratar a mi hija como un ser inferior negándole unas disculpas que todos merecemos cuando nos hacen daño? ¿Cómo es posible que pedir perdón pueda dañar la personalidad de un niño?

A mí nunca me pidieron perdón por nada. Nunca.

Eso hace que te sientas insignificante, poquita cosa, y muchas veces culpable. Sobre todo cuando empiezas a crecer y a ser consciente de todo lo que te rodea y de que tu familia no es ni mucho menos perfecta (nadie lo somos…).

Tengo 30 años y aún sigo esperando algunas disculpas por heridas que no cerraron y no quisiera que mi hija se sintiera así el día de mañana.

Quiero que se sienta importante, porque ella es importante. Es una pieza fundamental de nuestra familia. Si le pido perdón a mi marido y él a mí, o pedimos perdón a un vecino o a una amiga o incluso a un desconocido cuando le pisamos sin querer… ¿Por qué no a ella cuando nos equivocamos? Tiene que aprender que sus padres no son perfectos, que saben reconocer sus errores y que no son orgullosos.

Al igual que no puedo pretender que mi hija lleve una alimentación saludable mientras yo me hincho a pizzas y comida basura o que recoja sus juguetes cuando yo dejo todo en medio del salón, no puedo pedirle que le pida perdón a un amiguito al que le ha quitado o roto un juguete si yo no se lo he pedido nunca a ella, si ella no sabe de primera mano lo importante y necesario que es.

No se trata de pedir perdón por todo, como decía este artículo. No soy extremista. Nadie pedimos perdón por todo. Pero a veces queremos que nuestros hijos hagan cosas que nosotros no estamos dispuestos a hacer y eso no me parece justo ni lógico. Hay que pedir disculpas cuando hay que hacerlo y todos sabemos reconocer el momento cuando llega.

Sería maravilloso que se dejara de tratar a los niños como personas de segunda, sin derechos. Tienen los mismos derechos que tú y que yo. O incluso más, si cabe. No dejemos que crean que es más importante nuestro orgullo que ellos, ni que como somos adultos estamos por encima del bien y del mal y nunca nos equivocamos. Esas pequeñas cosas se quedan grabadas a fuego para toda la vida.  Y créeme, sé de lo que hablo.

Total de visitas Visitas hoy
Anterior post Siguiente post

También puede interesarte

5 Comentarios

  • Responder Annabel y V 12 noviembre, 2015 en 14:55

    Ay amiga, que importante es tratarlos y enseñar con el ejemplo! Pero si, creo que es esencial educarlos en la empatia, en ponerse en el lugar de la otra persona, en entender lo que es sentir. Yo muchas veces le explico que entiendo como se siente ella, y que yo lo siento mucho también. En el fondo es un tema muy complicado, hace poco tuvo un “problema” en el cole porque sin querer, comiendo, tiró su vaso de agua y mojó a otra niña, y la obligaron a pedir perdón y ella decía que no. ¿Tiene que perdir perdón por algo que ha hecho sin querer? ¿No sería más fácil enseñarle en ese momento como se puede sentir la otra persona y preguntarle si ella lo siente también? ¿Y si no lo siente? ¿Tiene que aprender a fingir, a decir un perdón vacío por cortesía?¿Quiero yo recibir esos perdones por cortesía o me gusta que la gente empatice conmigo? Da para unas cuantas vueltas 😉

    • Responder AdoroSerMama 12 noviembre, 2015 en 17:55

      Estoy contigo Annabel. En general somos bastante hipócritas a la hora de educar a nuestros peques porque pretendemos que hagan cosas que jamás haríamos nosotros. Yo no le pediría perdón a alguien si no lo siento. ¿Por qué ella sí tendría que hacerlo? Me parece tremendamente injusto. Y al final es volver a lo mismo: se trata a los niños como personas de segunda, sin derechos, solo con obligaciones y responsabilidades. Me parece maravilloso y sanísimo el ejercicio de reflexión que haces con tu niña. Un beso enorme y gracias por compartirlo conmigo.

  • Responder Sandra martin escudero 12 noviembre, 2015 en 16:00

    Preciosa y acertadísima reflexión…totalmente deacuerdo en todo.
    Me siento muy identificada con tus palabras…yo con 39 años también espero algunos perdones que sé que nunca llegaran, aunque creo que tampoco es culpa de ellos si no de la educación que recibieron y el entorno en el que crecieron…
    Así que intentaré por todos los medios que mis hijos sean capaces de pedir perdón por supuesto con mi ejemplo…
    Intentaré también ser accesibles a ellos a que puedan expresarse de lo que quieran sin miedos y se sientan cómodos a pedir incluso consejo sobre cualquier cosa…
    A que no hay que usar la violencia bajo ningún concepto y al respeto a la naturaleza y las personas… y sobre todo yo que tengo un hijo, a que sea capaz de implicarse en la crianza de hijos y labores de casa…a ver si lo consigo porque en casa no tiene muy buen ejemplo…ja.ja.ja…supongo que aquí soy yo la que tiene que cambiar algunas cosas antes…
    En fin…espero conseguir gran parte de lo que hoy pienso hacer…

    • Responder AdoroSerMama 12 noviembre, 2015 en 17:58

      Hola Sandra. Pues sí, influye muy mucho la educación que han recibido, por supuesto.
      En mi caso yo he vivido ese ejemplo en mi casa. Nunca me han pedido perdón por nada y por esa regla de tres yo tampoco lo haría con mi hija. Pero cuando maduramos y crecemos debemos ser conscientes de las cosas que se han hecho bien y de las que se han hecho mal para intentar corregir esos comportamientos de cara a la educación de nuestros hijos.

      Creo que cuantas más carencias hemos tenido más intentamos mejorar. ¡Al menos rompemos la cadena!

      Un besazo y gracias por compartir tu experiencia.

    • Responder Annabel y V 25 mayo, 2016 en 09:16

      Que me encanta leerte y ver que realmente hay muchas más personas que crian desde el respeto, y que esas crias compartirán mudno y espacio con al mia en su generación <3

    Dejar un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: