Maternidad

MOMNESIA: LA AMNESIA DE LAS MAMÁS

Juro y perjuro que yo tenía una agenda dentro de mi cabeza antes. No había ni una fecha, cita ni nombre que se me olvidara. ¡Una auténtica máquina! No necesitaba apuntarme las cosas porque siempre me acordaba de los cumpleaños, del mail que tenía que responder, de lo que había que comprar, lo que tenía que pagar, la llamada que dejé para más tarde… Raro era que se me pasara algún detalle.

Y de pronto… ¡zas! Me quedo embaraza y me vuelvo otra. Vamos, así, de un día para otro.

Ya se me olvida hasta echarme las compresas en el bolso cuando tengo la regla… ¿Y mis gafa de sol? La pierdo una media de dos veces por semana dentro de mi casa. ¡¡Yo!! La misma que hace tres años iba de promoción con un artista y recordaba de cabeza todo el plan de trabajo, horarios y direcciones de todas las entrevistas.

Para mí es algo ya de mi día a día buscar por toda la casa mi móvil mientras hablo por él o el bibi del agua de mi hija mientras lo tengo en la mano. Pero ahora he puesto algo de moda. Es muy mío. Dejar una puerta del coche abierta. Me preocupo muy mucho de darle al botoncito del mando para cerrar el coche pero eso sí, la puerta de atrás abierta de par en par. Creo que ese despiste lo voy a patentar porque no me negarás que no es original comprobar que el coche está cerrado y dejarme una puerta abierta de par en par en mis narices… jaja

La semana pasada di un paso más allá en mi carrera por ser la más despistada de todas las despistadas. Salí de mi casa y me dejé las llaves dentro. Con un par! Y me di cuenta cuando llegué al coche. ¡¡Era la primera vez que me pasaba en mi vida!! Si no cojo yo las llaves siempre le pregunto a mi marido si las lleva y esta vez ni una cosa ni otra. Nos vimos los tres en la calle, sin llaves y con cara de «esto no nos está pasando a nosotros» (bueno, más bien nosotros dos porque mi hija ni se percató ja ja).

Eso sí, es de justicia que diga algo a mi favor. No pierdo detalle de lo que hace mi hija. Vamos, que no sé donde tendré la cabeza, las llaves, el bolso o el móvil pero no le quito ojo a mi chiquitilla. ¡No todo va a ser malo!

¿Qué será lo que se nos activa (o desactiva) en nuestras cabecitas para volvernos tan tremendamente despistadas?

 

QUÉ ES LA MOMNESIA

De hecho, no tenía ni idea de que esto tiene una explicación científica y recibe el nombre de «momnesia». Se trata, básicamente, de la amnesia de las mamás. Pérdidas de memoria que comienzan en el embarazo y se alargan durante los primeros meses de vida del bebe.

 

En este post podréis encontrar algo más de información. Aunque creo que eso de que solo dura hasta que el bebé tiene tres meses… Mi hija tiene 3 años y sigo igual ¡o peor!

¿Y a ti te ha pasado algo parecido? ¿Cuál ha sido tu mayor despiste desde que eres mamá?

 

Si este post te ha parecido útil o interesante, te agradecería enormemente que lo compartieras en tus redes sociales.

¡Gracias!

Total de visitas Visitas hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: