¿SOY UNA EXAGERADA?

Llevo varios días intentando encontrar las palabras adecuadas. Escribiendo y reescribiendo estas líneas. Intentando expresarme con la mayor calma posible.
Pero es que me cuesta muchísimo.

Soy madre. No sé si es o no lo normal pero muchas veces siento que mi vida empezó cuando ella nació. Es un sentimiento tan grande que me resulta ridículo escribir sobre ello porque todavía no se han inventado las palabras con las que describir lo que siento por mi niña. Diría que la quiero, que la amo. Pero es que me quedo tan corta…

Seguro que sabes de lo que hablo. Seguro que tú por tu hijo sientes lo mismo y de igual manera te cuesta explicarlo porque no existe algo más puro, más inmenso y más verdadero que el amor de una madre por su hijo.

Y no sé si tú también habrás sentido la misma angustia que siento yo. La misma rabia y el mismo miedo.
A veces preferiría ser una ignorante, no saber lo que pasa, no ver el telediario ni leer el periódico.
Es que me aterra.
Siento auténtico pánico de la sociedad en la que vivo y en la que va a crecer mi hija.
Una sociedad asquerosamente machista, tremendamente violenta e injusta.
Un país en el que si eres menor de edad puedes violar a una niña y seguir haciendo tu vida como si nada tras un par de años en un reformatorio.
Un país en el que la justicia actúa rara vez para prevenir permitiendo que cientos de mujeres hayan sido asesinadas a manos de sus parejas.
Un país en el que el alcohol y las drogas en lugar de ser un agravante, sirven de justificación para miles de delincuentes que se creen con el poder de decidir quién tiene derecho a vivir y quién no.
Un país en el que todavía hay mentes enfermas que dicen que “solo es cosa de niños” el que acosen y amenacen a una criatura de doce años en el colegio hasta el punto de llegar casi al suicidio.

Me siento desprotegida. Y lo peor de todo es que creo que mi hija está mucho más desprotegida que yo.
Siento muchísimo miedo. Me aterra que pueda pasarle algo terrible y yo no pueda hacer nada por evitarlo.
Porque son cosas que se escapan de mis manos. No depende de su educación. Ni de sus valores. Ni de su forma de ser.

No depende de ella. Ni de mí.
Su vida a veces dependerá de los demás y asumir eso es tremendamente jodido.
Lo siento pero es que me aterroriza.

¡Es que es mi bebé, mi pequeña!
La que se abraza a mí diciendo “teta, teta, tetita”.
La que aplaude cada vez que le digo “Ole!”
La que baila como si no hubiera un mañana cada vez que escucha una cancioncilla en la tele.
La que me regala caricias porque sí, porque le apetece, haciéndome sentir la mujer más afortunada del mundo.
La que dormida, con los ojitos cerrados, abre la boca para buscar la teta como un gorrioncito pequeño.
La que se ríe a carcajadas cada vez que nos acostamos boca arriba y jugamos al “cú cú tras” con la sábana.
La que se pone a patalear de alegría cuando comprueba que le espera un rico baño templadito con papá.
La que hace que la palabra “mamá” en su voz suene más hermosa que la quinta sinfonía de Beethoven.
La que ha conseguido que adore madrugar y adore trasnochar siempre que sea ella la causa de mis desvelos.
La que ha convertido cada segundo de mi vida en una auténtica aventura.
La que hace que llore de emoción solo de pensar en cuanto la quiero.
Mi princesa. El amor de mi vida.

Puede que sea una exagerada. Y no sé si alguien más se sentirá igual que yo. Pero ojalá que todos estos fantasmas que rondan mi cabeza solo fueran un mal sueño…

Total de visitas Visitas hoy

7 Replies to “¿SOY UNA EXAGERADA?”

  1. Pues claro que asusta, mucho; y también la enfermedad, las decepciones de la vida… Muchas cosas de las que conforman la vida. Pero aunque hay cosas del azar y de la mala suerte, al menos tendrán todo lo que nosotros hemos aprendido a lo largo de la vida, porque se viven dos, la nuestra y la que vivimos a través de nuestros hijos

    1. Gracias por tu comentario Ana. Intuyo quién eres je je
      La verdad es que cada día que pasa me sorprendo más de las barbaridades que las personas pueden llegar a cometer con los niños… No hay más que ver al HDP que está raptando y abusando de niñas en Madrid…
      Cómo pá no tener miedo…

  2. Pues no eres exagerada. Es un sentimiento normal, otra cosa sería que nos entrase paranoia y viéramos peligros donde no los hay. Yo sufrí maltrato en el instituto y sí “cosa de niños” decían. Te digo que se puede hacer algo, como enseñar a tu hija a defenderse y a que nadie la pisotee ni la maltrate. Mis padres en primer lugar no me enseñaron a defenderme y no sabían defenderme a mí tampoco. Según ellos era un problema mío porque no podía ser que media clase estuviese en contra mío.
    Así que ya ves, que si que se puede hacer. Nuestra actitud como madre es fundamental para evitar algo tan duro, serio y cruel como el maltrato.

    1. Me he quedado de piedra al leerte. Siento mucho que hayas pasado por esa experiencia.
      Comparto contigo la opinión de que nuestra actitud es fundamental y por supuesto creo que la crianza con apego favorece la autoestima de los niños y esto a su vez les hace personas más fuertes y seguras.
      Un besazo y gracias por comentar.

  3. Pues me ha encantado tu blog y por aquí me quedo.
    Espero que pases a visitar el mio…
    No creo que seas para nada exagerada. Desde que soy madre esos pensamientos y miedos han ido cada vez a peor. Se me remueve el estomago solo de pensarlo.
    Encantada de conocerte

  4. Hola ,soy una madre angustiada porque tengo a mi hija que desde primero de la eso a sufrido bulin ,ahora tiene 19 años y esta sacándose la eso en una escuela de adultos ,porque m pudo en su momento por lo mal q lo estaba pasando , tenia mucha ansiedad y decidí como madre a lis 16 anís que dejara de ir que a los 18 la apuntaba a la escuela de adultos y la verdad esta muy contenta.AHora resulta que dos chicas sin conocerla de nada de la calle la acodan por la calle , mi hija no va sola va acompañada con su novio pero estas dos llevan una semana detrás cuando la ven una le dice puta vamos a por ti ,yo estoy aterrorizada porque llaman a mas y mi hija siente pena y mucha rabia .
    No hay derecho a que te hagan este daño gratuito yo estoy con depresión y ansiedad ,hasta que esto no pare no podre recuperarse ,siento mucha pena de ver a mi hija así , la verdad es que mi cabeza me juega malas pasadas porque piensa cosas q le pueden pasar feas y lo paso muy mal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *