Etiqueta de navegación

asesora de lactancia

maternidad y crianza

POR UNA LACTANCIA INFORMADA

Des el pecho o no coincidirás conmigo en que nos falta información veraz y rigurosa sobre la lactancia.

Vivimos en un mundo de intereses y de desconocimiento, en el que todo el mundo opina y en el que apenas nos cuestionamos nada. Y digo esto porque nadie, o casi nadie, cuestiona a su pediatra cuando le manda una “ayuda” de leche artificial porque supuestamente su bebé se queda con hambre; no cuestionamos al médico de cabecera que nos manda un relajante muscular y que nos afirma que es compatible con la lactancia sin molestarse siquiera en comprobarlo; no cuestionamos a la enfermera que, recién paridas, nos dice que tenemos que darle un biberón a nuestro bebé porque todavía no nos ha subido la leche y sino pasará hambre; no cuestionamos a la psicóloga que afirma que la lactancia a partir de un año provoca que nuestros hijos se vuelvan excesivamente dependientes. Y no los cuestionamos por el simple hecho de que confiamos en ellos, de que creemos que por haber estudiado una carrera universitaria saben más que nosotras y pueden darnos lecciones de cómo tenemos que criar a nuestros hijos.

Continuar leyendo

maternidad y crianza

LACTANCIA MATERNA: LO QUE TODO EL MUNDO DEBERÍA SABER

Desde que nació mi hija y comencé a darle el pecho he escuchado historias, leyendas, mitos y expresiones de todo tipo cada cual más sorprendente sobre la lactancia materna.

Por ello me apetecía crear mi particular decálogo de mitos absurdos que se han extendido a lo largo de los años.

Este post no está dirigido a las mujeres que amamantan a sus hijos. Al menos no solo a ellas. Va dirigido también a las mujeres que no lo dan y en definitiva a todo el mundo: padres, madres, suegras y suegros, abuelos y abuelas, amistades, colegas, vecinas, compañeros de trabajo… Porque de todos ellos depende que muchas mujeres sigan dando el pecho, que no tengan la cabeza llena de dudas y que no se sientan solas e incomprendidas. De ellos depende también que vuestra lactancia materna sea feliz y os haga felices a los dos.

 

Continuar leyendo