EL MALTRATO INFANTIL DISFRAZADO DE EDUCACIÓN II

Realmente no sé qué es peor, si el hecho en sí o que se vea como algo normal y a nadie le llame la atención. Hay una clara proliferación de modelos educativos basados en la violencia tanto verbal como física. Y lo que más me preocupa es que somos pocas las personas que nos escandalizamos ante ello.

De verdad que me siento un bicho raro. O yo estoy completamente loca o vivo en un mundo de inhumanos. No hace mucho, os contaba en otro post, “El maltrato infantil disfrazado de educación“, un episodio muy muy desagradable que vivimos con un bebé.

Pues bien. Hace unos días mientras tomábamos algo me fijé en una pareja de nuestra edad, unos 28-30 años, que estaban sentados frente a mí y “discutían” con su hija (de unos 6-7 años). Tenían también un bebé de pocos meses. La niña quería montar en su bici y ellos no la dejaban (desconozco el motivo, la verdad). Ella desobedeció las indicaciones de sus padres y se montó en la bici pero no llegó a alejarse. Al ver que se subía, su madre comenzó a gritarle y ella decidió bajarse y no continuar. Cuál fue mi sorpresa al ver la reacción de su padre.

Con la parte trasera de la mano le dio una bofetada en el pecho. Mi marido estaba de espaldas pero el ruido de la bofetada hizo que se diera la vuelta. Sí. Estábamos a unos 30 metros de distancia pero se escuchó perfectamente. La niña, evidentemente, comenzó a llorar desconsolada. El padre optó por ignorarla totalmente. Sin embargo, su madre, a la que parecía que le resultaba graciosa la situación, comenzó a reír. Cuanto más estallaba el llanto de la niña más reía a carcajadas mientras ponía la mano en el hombro de su hija procurando alejarla ante cualquier atisbo de abrazo buscando consuelo. Y más carcajadas. Y venga a reír. Mientras, el padre mirando a otro lado.

Durante unos segundos me sentí como una mierda. Me imaginé pasando por lo mismo. Me sentía frustrada, incomprendida y terriblemente sola. Como si no pintara nada, como un estorbo. Me pareció cruel. La bofetada tuvo que doler mucho pero la falta de apego de esos padres seguro que dejaría más huella.

No pude evitar mirar a mi hija. Jamás podría permitir ser el motivo de sus penas. No concibo provocarle dolor a mi hija igual que no concibo la indiferencia ante su dolor. Me parece terriblemente cruel que un padre o una madre imponga sus decisiones ante sus hijos a base de guantazos o que no se les remueva nada al ver a su hija llorando desconsoladamente.

Se dice que un padre y una madre siempre quieren lo mejor para sus hijos y que lo que hacen lo hacen porque consideran que es lo mejor para ellos. Pero perdonadme si me cuesta creer que este tipo de personas piensen que están haciendo lo mejor para sus hijos. No encuentro una pizca de lógica en esta manera de criar y de educar.

Hablando con una amiga de esto me contó que una conocida suya tiene una niña de dos años y que cuando ésta se pone revoltosa la madre le dice “¡cállate hija de puta!”

Creo que sobran las palabras…

 

Si este post te ha parecido útil o interesante, te agradecería enormemente que lo compartieras en tus redes sociales.

¡Gracias!

 

Total de visitas Visitas hoy

48 Replies to “EL MALTRATO INFANTIL DISFRAZADO DE EDUCACIÓN II”

  1. Ya sabes lo que pienso sobre la violencia…
    A mi me resultan muy desagradables e incómodas esas escenas, sobre todo cuando las presencia mi hija. Entonces le explico algo del mundo de los adultos que no me gusta: que lo que han hecho esos padres está mal porque no se pega y que, probablemente, esos padres son malos. Es un lenguaje sencillo que ella entiende. Y ella me responde: “Sí, y eso no nos gusta”. “Eso es”, le digo yo, “no nos gusta la gente que pega”. Y le doy un abrazo.
    Qué rabia me da, qué pena me da…

    1. Gracias por tu comentario y me parece una manera maravillosa de abordar el tema cuando tu hija lo presencia. Yo creo que optaré también por hablar con ella de la misma manera que haces tú. Un besazo.

  2. Uff… Madre mia. La verdad es que esas situaciones son horribles. Yo también he visto alguna vez alguna que otra y me dan ganas de decirles cuatro cosas a los padres… Pero claro, no puedes. Yo puedo llegar a entender que un niño te pueda sacar de quicio el día que estas más cansada y que puedas perder los nervios y levantes la voz. Ahora… lo que cuentas ahí es sencillamente cruel. El golpe, la actitud y el desprecio… Se me revuelve el estomago.

    1. Tú lo has dicho. Es cruel. No hay justificación posible. Y como dices uno no puede levantarse y decir cuatro cosas aunque quiera. No es tan fácil 🙁 Un besazo y gracias por dar tu opinión.

  3. Ais… tremendo…. y es que te sientes muy impotente viendo esto. La leche que le dió el padre en el pecho es…. vaya que me duele a mí y es muy peligroso según como… y la madre riendo ya clama al cielo.

    No se si leiste mi post del cachete….. yo reconozco y me averguenzo de haber pegado en el culo a mi hija….. además te diré me dolió más a mi que a ella…..
    http://bea-mamadedos.blogspot.com.es/2014/03/suicidio-blogueril-pegar-un-cachete-no.html

    Creo que no ha de ser la práctica para nada…. es más funciono mejor dialogando siempre en positivo…… en mi post que fue un suicidio decirlo lo que decía era que un cachete no es un maltrato…. se que no te gustará.. pero te invito a leerlo.

    Un beso y gracias por la recomendación

    1. Buenas!!!
      Ante todo decirte que para nada me parece un suicido blogueril este post. Ya conoces mi opinión pero estoy de acuerdo contigo en muchas cosas.
      Yo nunca le he dado un cachete a mi hija (tiene 11 meses) y espero que nunca nunca nunca se me escape porque sé que yo no podría perdonármelo.
      Llamar “maltratadora” a una madre a la que se le ha escapado un cachete me parece una salvajada. No podemos frivolizar con el maltrato. Es mucho más que eso.
      Las historias que cuento en mis posts, bajo mi humilde opinión, sí que sobrepasan ese límite llegando a ser episodios violentos y que seguro forman parte de la rutina y del día a día de esas familias.

      Comparto tu punto de vista en muchos aspectos. Además forma parte de nuestra condición equivocarnos y la educación de un hijo es un camino difícil y desconocido en el que no sirven otras experiencias ya que cada hijo y cada madre y padre son diferentes a los demás.
      Aunque en algunas cosas pensemos diferente al final somos madres que amamos a nuestros hijos y que solo queremos educarles de la mejor manera.
      Errar es de humanos. Yo diría hasta que errar es de ser madre.
      Te agradezco que hayas compartido conmigo este post porque me ha parecido interesantísima tu reflexión.
      Aunque sí debo reconocer que yo no soy partidaria ni de un cachete.

      Te mando un besazo guapa

  4. ¿Pero que dices?, Dios mío, cada vez se ven mas cosas terribles, Hay “padres” que creen que educar es maltratar, yo de verdad no entiendo esa situación. Los niños son niños y hacen de las suyas, hay quienes dice “es que mi hijos es terrible” y cuando vez a la criatura no es para tanto, es solo que se comporta como un niño. Un día en un CC me encontré con unos amigos, mi bebé aun tenia unos seis meses, y en eso otro niño se revolcó en medio de una rabieta en el piso, mi amigo me dijo que “le prometiera que nunca permitiría que mi hijo hiciera una cosa así”, desde luego que le respondí, cuando tengas tus propios hijos retomamos esta conversación. Los niños son inocentes son como pequeñas hadas solo les cabe en el pecho un sentimiento, y si están enrabietados pues, hay que guiarlos a que se les pase. No podemos esperar comportamientos de adultos y menos “guiarlos” con la agresión física, eso de no “hay nada que no cure un cachete a tiempo” no lo compro, tengo 30 años, mis padres jamás me pegaron, si hacia algo que había que reeducar me decían en casa hablamos y recuerdo dos o tres rabietas a mis padres, pero nunca me agredieron. No creo que sea mala persona, no soy agresiva, crío con amor, por que a la final como ser humano, proyectas todo ese amor que tienes dentro de ti, y por supuesto gran parte es de la experiencia de vida que te han brindado tus padres, con sus aciertos y errores,.
    Disculpa el testamento, pero lo he leído y me he sentido impresionada por tanta maldad en este mundo.

    1. Muchas gracias por abrirte tanto.
      Creo que la base de todo es que precisamente los padres esperan un comportamiento de adultos en sus hijos como tú apuntas. Y eso es sencillamente IMPOSIBLE.
      Un beso gigante guapa y de nuevo gracias.

  5. No me puedo creer lo que acabo de leer. Desgraciadamente sé que existen este tipo de situaciones pero leerlo así de verdad que me ha impactado imagino que allí lo pasarías bastante mal porque encima es una situación de impotencia la que tienes que sentir.. Gracias por este post. Un besazo

    1. Pues sí, lo pasamos súper mal sobre todo por la pena que sientes hacia esos niños y por la impotencia de no poder hacer absolutamente nada por ellos 🙁

  6. Madre mía,alucino con que haya aun gente.educando así.por ponerte.un ejemplo, una hija de unos conocidos, tras caerse y su madre echarle la bronca porque se había caído por cruzarse con el.carro de la hermana, vino a mis brazos para que la consolara, ami que no me.conocía ni de 24h antes!una.pena.

  7. Increible lo que cuentas! Creo que todos podemos tener diferencias en la educacion de nuestros hijos pero en lo que no podemos diferir es en la NO violencia, ya sea maltrato fisico o verbal. Y la madre riendo… Vamos, esa fue la cereza del pastel.
    No eres un bicho raro, somos muchas las mamas y papas que creemos en una crianza respetuosa para nuestros hijos. Un abrazo.

    1. Muchas gracias por dar tu opinión. Desde que tengo el blog y estoy en contacto con vosotras me doy cuenta de que somos muchas mamis las que pensamos igual pero luego salgo a la calle y veo cada cosa que me pone los pelos de punta de verdad 🙁

  8. Me he puesto nerviosa no nerviosisima nada más leerlo…que horror..me imaginaba a esa madre riendo y creo incluso que es peor que ese padre que le pega en el pecho que ya es tela…que sensación agresiva me da…la verdad es que los hijos pueden sacar de quicio algunas veces y yo mentiría (y por favor meterme en la carcel) sino dijese que a mis dos hijos mayores un pequeño azote en el culete les ha caido en muy contadas ocasiones..no voy a mentir..pero me he sentido tan tremendamente mal que al final yo he acabado llorando con ellos…pues han sido situaciones en las que a lo mejor estábamos todos tremendamente cansados y ya actuábamos de forma irracional…. pero esta historia sin ton ni son…no sé…no puedo entenderla…

    1. Gracias Teresa por tu comentario. Hay una grandísima diferencia entre lo que cuentas y lo que viví yo. Si le has dado un cachete a tus hijos ha sido sin maldad, sin saña y al momento te has arrepentido. Estos padres eran tremendamente crueles y agresivos con la niña. No tiene comparación ninguna vamos. Un beso enorme!!!

  9. No tengo palabras, me entrstece pensar lo que tiene que vivir esa niña sin merecerlo. Más triste aún es saber que no tiene en quién refugiarse de sus propios padres. No sé que hubiese hecho en tu lugar, por lo pronto te agradezco por haber compartido esta realidad y no dejar pasar algo tan triste.

  10. No concibo la violencia física en ninguna de sus maneras. Es más, odio profundamente cuando alguien suelta eso de: “No le dieron un buen guantazo a tiempo” ¿Qué clase de ejemplo damos a nuestros hijos con la violencia (física o verbal)? Yo te lo diré: les enseñamos que los problemas se solucionan a las malas. Lo he visto en el cole, cuando veo a niños “con las manos largas” por llamarlo de alguna manera. Los padres admirados, se preguntan que cómo es posible que su hijo sea tan “malo”. No señora, su hijo no es malo, su hijo aprende del ejemplo que le dan. Tal vez no sea usted directamente que le de un cachete, pero seguro que lo ha visto de alguien de su entorno. Entonces el niño lo interioriza como algo normal.

    Desde que soy madre, me digo a mi misma: con lo que me costó a mi engendrar y alumbrar a mi hija, el cariño que le puse y le estoy poniendo en su crianza, ¿Por qué narices tendría interés yo en atentar contra su integridad física?

    Podría debatir sobre esto eternamente, porque la gente partidaria de los castigos físicos, no suelen prestarse a razonar y te sueltan rápidamente el discurso “de justificación” que tienen preparado ante los padres de crianza respetuosa.

    Un abrazo!

    1. Mil gracias por tu comentario!!!!
      ¿Y no te preguntas que por qué tus hijos van a tener que pagar indirectamente este tipo de “educación” que les dan a los demás?
      A mí me hierve la sangre solo de pensar que más de uno con la manita larga le hará daño a mi niña…

  11. No tengo palabras. Me muero de pena al pensar en la niña. Luego me encuentro esos niños en las aulas y pretendemos hacer milagros…

  12. Madre mía se me saltan las lágrimas de impotencia…yo no se si hubiera podido contenerme, eso es maltrato a un menor! por qué se ve tan normal? Seguro que si se lía a guantazos con la mujer alguien hubiera saltado.

    Bueno, y lo de la madre me parece tremendo.

  13. Qué nudo en el pecho se me ha quedado… si la tratan así en público, qué no harán en la intimidad. Esa niña va a crecer sabiendo que si hace algo incorrecto, no será respetada. Eso le están enseñando, además de que su madre no sólo la tratará así de mal, sino que la humillará con su risa y su desprecio. ¿por qué no habrá un policía cerca en estos casos que vea de casualidad estas situaciones? Qué injusto… y qué cobarde, medir las fuerzas con una niña pequeña en lugar de educar.

  14. Por fin!! Cada vez es mas dificil poder comentar algo tranquilamente. Me toman el pelo mis hijos y no me dejan a sol ni a sombra, lo que yo te diga, una buena hostia a tiempo y no estarian asi!! Dejamelos a mi, que ya les quito yo las tonterias…
    Cuantas veces habeis oido eso?? Yo muchas y desgraciadamente en circulos muy cercanos. Si!! Aqui nos horrorizamos (CON RAZON) con casos como el que cuentas. Yo la primera, se me parte el corazon. Y sin embargo, mas de una vez hemos sido nosotras las juzgadas por “flojas”.
    Asi que aprovechando que esos seres manipuladores que son mis hijos ahora duermen y me dejan un rato voy a gritar.
    GRITO:
    -Que no hace falta que nadie me enderece a mis hijos, que estan mal educados y consentidos porque se pasan el dia encima mio, sobandome, en brazos y dicienme te quiero. Que se pelean por dormir conmigo….SIIIII
    Que no me importa si se manchan jugando porque la ropa se lava, que les explico que no pueden hacer tal cosa aunque no me hagan caso y lo tengo que volver a explicar 40veces mas, tb. Pero no los humillo, no los comparo, no me rio de ellos, no los hago sentir insignificantes. Porque yo se, en propia piel, lo doloroso que puede llegar a ser que te haga sentir asi tu gran referente. Y lo recuerdas, eso te assguro que lo recuerdas.
    No al maltrato. Tolerancia cero. Alguien tendra que protegerlos.
    Un besazo enorme y muchos axuxones guala.

  15. ¡¡¡….Muy fuerte…!!!
    Parece un caso de maltrato. Y las consecuencias de la violencia paterno-filial son demoledoras. Además de un posible delito.

    Naturalmente, sentimos una punzada cuando presenciamos actos como el que has descrito, la verdad, me da mucha pena.

    Tolerancia cero al maltrato infantil. Ánimo.

    1. Muchísimas gracias por comentar Inma. La pena es que no todo el mundo vea que eso es un posible delito. Hay aún mucha gente que ve la bofetada como parte de la educacion.

  16. Me parece horrible, pero lo peor es que yo también me he encontrado con algún caso así. Miro a mi alrededor para ver las reacciones de los demás y no parece que el resto de la gente se inmute, ¿cómo puede parecerle eso normal a alguien? Estoy totalmente en contra de pegar o insultar a un niño. Una familiar mía me dijo una vez que su hija estaba sacando carácter (con 18 meses)y que una amiga suya psicóloga le había aconsejado que le pegara en el culo. Yo le dije que me parecía una salvajada y que no hay que pegar jamás a un niño. Ella me respondió que para algo la otra era psicóloga. Para mis adentros pensé, pero la madre eres tú, ¿es que vas a hacer caso de lo que te diga cualquiera aunque sea una barbaridad por muy “profesional” que se haga llamar?

    1. A veces es que parece que la gente necesite de alguien que le diga cómo tiene que vivir, qué tiene que hacer, qué tiene que decir…porque si no se encuentran totalmente perdidos.
      Eso es dejar que los demás eduquen por ti a tus hijos.
      A mí me dice una psicóloga eso y le armo un follón!!!

  17. Qué situación tan desagradable, debiste de sentir mucha impotencia viendo esa escena. Yo he visto cosas parecidas y lo paso mal, esos padres educan a tortazos por sistema y no sin cariñosos con sus hijos. Pobre niña. Cuando veo cosas así le abrazo aún más fuerte a mi hijo, pobre. Da rabia no poder hacer nada ni poder decirles nada.

    1. Muchísima impotencia…
      A mí también me ocurre eso. Cuando veo algo así solo siento la necesidad de abrazar a mi niña muy muy muy fuerte…

  18. En esos casos no me digáis que no os dan ganas de salir corriendo, darle un abrazo a su altura a esa niña y mirar por encima del hombro a esos mal llamados padres?!?!?
    A mi me dan ganas de todo eso, y en cambio me quedo parada, petrificada, horrorizada, sin saber cómo actuar. Les miro a los padres con cara de horror pero encima te hacen sentir mal.
    Pese a todas las que somos por la red, esa maravillosa tribu de crianza con apego, en la “vida real” debemos de estar muy desperdigadas, yo no encuentro mucha gente que actue como nosotras.
    A ver si somos las raras nosotras (modo irónico ON)
    Un fuerte abrazo chicas!!

  19. Se me ha quedado el pecho encogido al leer lo que has escrito.
    No puedo imaginar el dolor emocional de esa criatura al verse tratada así por las personas que supuestamente más la quieren.
    Qué dolor tan grande y qué daño más enorme para su autoestima :_(

    1. El día de mañana se verán las consecuencias y seguro que sus padres se echan las manos a la cabeza y se preguntan mil veces por qué su hija es así y qué pudieron hacer mal…

  20. Qué horrible… Lo mal que lo ha tenido que pasar y lo peor de todo, encima que le pegan se ríen de ella.
    No lo puedo entender, las madres y padres somos los que hemos de criar y proteger a nuestr@s peques. Si ya la tratan así, no quiero pensar cuando su hija crezca y tenga otras necesidades o deseos.
    Lo mínimo que se puede hacer si no te controlas es retirarte de la situación. Pero no usar la violencia para resolver un conflicto… Menos con tu hija.

    La desgracia es que esto se da más de lo que la gente cree. Aún hay demasiados padres o madres que gritan, ignoran, insultan o pegan creyendo que eso es educar.

    Espero que podamos crear conciencia y mover sensibilidades entorno al maltrato y que esto se vea como lo que es: violencia con los hij@s, nunca educación.

    1. Muchas gracias por comentar.
      Este modelo de educación todavía está muy arragaido en muchísima gente. Hay mucha gente mayor que nos sigue diciendo que un cachete a tiempo es bueno. Y las nuevas generaciones hacemos demasiado caso a lo que nos dicen los mayores sin cuestionar siquiera que quizás estén equivocados.

  21. Ufff, se me ha puesto la piel de gallina. Yo que no puedo escuchar llorar a #Gusanito, y me derrito en cuanto me da un abrazo. Solo espero que esa pequeña pueda superar todo eso algún día, hay marcas que no se borran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *